Hablamos con tres hombres sobre el placer de la sumisión, orinar sentado y los cinturones de castidad masculinos.

Los cinturones de castidad masculinos son una especie de jaulas con candado en las que se encierra el pene y se entrega la llave a la persona a la que se debe sumisión. De esta forma, el portador no puede tener erecciones ni, obviamente, practicar sexo, masturbarse o tener orgasmos. Aunque la mayoría de hombres se retuercen de dolor solo con pensarlo, los hay que también se retuercen, pero de excitación. Llevar un cinturón de castidad puede ser placentero y satisfactorio. Hay personas que aseguran que la privación del orgasmo incrementa el deseo sexual y mejora la concentración. Por supuesto, también es un aliciente en una relación de dominación/sumisión, en la que la persona dominante puede castigar a su esclavo privándole no solo mantener relaciones, sino del orgasmo.

Este tipo de prácticas no son casuales y por lo general cambian la vida del sumiso y suponen una gran responsabilidad para quien posea la llave del cinturón. Un hombre con cinturón de castidad notará cierta incomodidad y, en los casos en los que el dispositivo no esté bien colocado o esté defectuoso, podría provocar lesiones graves. Si eso ocurriera, el portador de la llave tiene que ser capaz de quitárselo de inmediato.

Movidos por la curiosidad sobre las motivaciones de los que practican este fetiche, hablamos con tres hombres sobre su experiencia con la castidad y les pedimos algunos consejos para los que quieran iniciarse en esta práctica. Dos de los entrevistados son gais y el otro, bisexual. Esto no quiere decir que a los heterosexuales no les gusten los cinturones de castidad, sino que todos los heterosexuales con los que contactamos para este artículo se negaron a hablar por vergüenza u otros motivos. En cualquier caso, se han cambiado todos los nombres.

Travis, 29 años, gay

VICE: ¿Qué sentiste la primera vez que te pusiste un cinturón de castidad?
Travis: Aprender a usarlo y a dormir con él puesto fue toda una experiencia. Mi primera vez fue con el modelo CB-3000 y lo llevé puesto un día entero. Tienes que acostumbrarte a él. Aquella noche no conseguía pegar ojo, así que me lo quité y esperé un poco. Es normal tener erecciones cuando duermes, pero estos aparatos están hechos para impedir que las tengas, así que por las mañanas te despiertas y tienes que concentrarte para que se te baje. Al principio no sabía cómo. Lo intentaba con duchas frías hasta que me di cuenta de que bastaba con hacer pis.

¿Qué es lo que más te gusta de llevar un cinturón de castidad?
La parte de no poder correrse, de sentir que estás renunciando a algo. Me gusta la idea de que alguien tenga cierto control sobre mí. Me excita, por ejemplo, que me ordenen que me ponga determinada prenda. Dejo que decidan por mí. Recuerdo que cuando iba al instituto, me gustaba ponerme zapatillas de caña alta, tipo Converse, porque la sensación de llevar el tobillo apretado era como una forma muy leve de bondage. Además, podía llevarlas a diario y sentirme excitado sin que la gente lo supiera.

¿Qué fue lo que más te sorprendió de llevar un cinturón de castidad?
Supone mucho trabajo. Cuando lees una historia o ves porno, resulta sexy todo el tiempo, pero luego está la parte de limpiarlo a diario, la de rasurarte bien para evitar que se te queden atrapados los pelos, la de ir con cuidado cuando vas al lavabo… Me acuerdo de una vez que usé un lavabo público y acabé poniéndolo todo perdido de pis porque lo hice de pie. No sabía que cuando llevas el cinturón, tienes que orinar sentado. Fue un desastre: me meé en los pantalones, la chaqueta… todo.

¿Qué te aportaba?
Por lo general sentía menos deseo sexual que mi pareja, y vi que usar esto me lo aumentaba un poco. Este aparato saca mi lado sumiso y le da un toque interesante al sexo.

Añadir a favoritas(1)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>